25.2.09

Un poco de Psicología Ambiental


Hace unas semanas tuve los exámenes del primer cuatrimestre y repasando para Psicología Ambiental me encontré con varias frases dignas de mención. Reflejan lo que muchas veces había pensado pero no había sintetizado:
"No se percibe el mundo como es, sino como creemos que es"
"Se crea el mundo a partir de la experiencia"

Y así es, cuando llegas por primera vez a un sitio o te presentan a alguien tienes una imagen de ese lugar o de esa persona que varía según la conoces mejor, y las sensaciones que te causa también van cambiando. Por ello condiciona mucho, al menos al principio, la primera impresión que te causa ese lugar o persona.

Imagen infrarroja de la ciudad de Búfalo, Nueva York. Mirada de este modo parece poco menos que una creación digital en 3D

También es curioso cómo cuesta quitarte una idea equivocada sobre alguien, me explico: si un amigo tuyo te habla de una chica que no conoces pero ves ocasionalmente y te dice que le gusta matar palomas o que tiene ideales nazis te crearás una imagen negativa de ella. Pero puede ocurrir que a la semana siguiente este amigo te diga que se equivocó, que pensó que se trataba de otra chica... Esa mala imagen que tienes de ella debe desaparecer, pero no lo hace, permanece por un tiempo y se va deteriorando progresivamente, porque ya la has instalado en tu mente y desinstalarla no es tan fácil.

Dejo otra cita muy cierta, con la cual abro el tema para los comentarios. Creo que todos tenemos claro que "primero las personas hacen la ciudad y luego las ciudades hacen a las personas".

En el capítulo sobre la relación entre el ruido y el comportamiento humano me llamó también la atención las cualidades del ruido, entre las cuales tenemos que:
  • Se asocia con miedo
  • Se cree que el responsable del ruido es indiferente
  • Influye en el número de accidentes laborales
  • Afecta de modo distinto si se produce de día o de noche
  • Hace disminuir el altruismo
  • Provoca juicios más negativos sobre los desconocidos
  • Se cree que afecta a la salud
También está claro que influye la intensidad y frecuencia del ruido.. pero lo curioso es que un sonido intermitente es más negativo que uno continuo y los de intermitencia aperiódica tienen un impacto aún más negativo (es verdaad!).

Como anécdota sobre la relación ruido-persona, un tío mío se queda dormido escuchando el sonido de una lavadora y cuando está solo en casa enciende la batidora porque le gusta escucharla. Además, tiene un hijo de tres años que parece ser que también está cogiendo el gusto del padre por los ruidos... de hecho mi tía se los encontró dormidos no hace mucho con la aspiradora encendida junto a la cama...

Y hasta aquí la clase de psicología ambiental de hoy, hasta la próxima semana amigos! =P

3 comentarios:

Nazara dijo...

vaya, me alegro de que la carrera te esté enseñando cosas dignas de poner en un blog jejeje
por cierto, hoy un viejecillo simpático me echó las cartas y me dijo que iba a trabajar con alguien de la familia, y a Lázaro cuando éramos pequeños le dijo una adivina que tú y yo trabajaríamos juntos, te acuerdas??
tenemos que evitarlo a toda costa y así demostrar que se equivocan y que si no son capaces de ganar la lotería no adivinan nada! jajaja
es broma

matutino dijo...

jaja sii, me acuerdo, me enteré no hace mucho en realidad... y no sé por qué me imaginaba que últimamente habías estado dándole vueltas... ;)

Laur dijo...

me ha encantado este post... la anécdota familiar es genial ! =D